La prenda estrella de Inés Loves Kids es el Mameluco. Fue la semilla de nuestra creación. La inspiración llegó a nosotras a través de las madres de Nepal, que los utilizan desde la primera puesta y hasta los 9 meses. Nos enamoró por su exotismo y originalidad, pero sobre todo porque es una prenda sencilla de utilizar, sin cremalleras ni gomas que ajusten o compriman al bebé, resultando muy cómodo tanto para vestirlo, como para que el bebé patalee y disfrute de una total libertad de movimiento.

En Inés Loves Kids tenemos como prioridad confeccionar las prendas y complementos con telas de materiales naturales, como el algodón o el lino, para que puedan estar en contacto con la delicada piel del bebé incluso durante las estaciones más calurosas . En las estaciones más frías, se combina también con chaquetitas y leotardos.

Nos gustan las telas con pelo por su suavidad, pero todas ellas han recibido un tratamiento antialérgico para uso infantil. Además, ayudamos a preservar el medio ambiente, pensando en el futuro de nuestros pequeños.

Después del Mameluco,  empezamos a crear zapatitos a juego, gorros, vestidos de niña, complementos para el pelo, baby bloomer, baberos…

Todas nuestras prendas son hechas a mano con mucho cariño y creemos que una de las cosas que más valoran nuestros clientes, es la opción de personalizar e incluso crear un modelo exclusivo según sus preferencias.

Seguimos avanzado en este mundo que nos apasiona de los niños y pretendemos sorprenderos con prendas nuevas, manteniendo siempre la exclusividad que sólo puede aportar lo hecho a mano.